Skip to main content

Terapia Magnética & (PEMF)

Terapia Magnetica (PEMF)

Utilizamos dos tipos de terapias Electromagnética pulsante, la original del Dr. Ralph U. Sierra, cientifico pionero del campo del Biomagnetismo en Puerto Rico y la terapia del PEMF (campo electromagnético pulsante) es de tecnología alemana, aprobada por el FDA. La magnetoterapia es una terapia alternativa en la que los campos magnéticos son administrados por la aplicación de imanes a ciertas partes del cuerpo. La magnetoterapia ha sido exaltada en diagnosticar y/o tratar una variedad de afecciones y enfermedades como la artritis, cáncer, trastornos circulatorios, la neuropatía diabética (enfermedad de los nervios), la fibromialgia, la inflamación, el dolor, la artritis reumatoide y el estrés.

La terapia magnética PEMF esta basada en impulsos pulsantes de un campo magnético en el cuerpo, creando un efecto de curación extraordinario. Los resultados que los pacientes experimentan son:

  • menos dolor
  • reducción de la inflamación
  • el aumento de la amplitud de movimiento en las zonas afectadas

Investigación ha demostrado beneficios neurológico, fisiológico y psicológicos con el uso de la terapia de campo electromagnético pulsado (PEMF). Además, se ha demostrado que tomar la terapia en repetidas ocasiones permite una mejor reparación de tejidos en mucho menos tiempo, sin reacciones adversas.

Este tratamiento se encuentra aprobado por la FDA para promover la curación de las uniones óseas no curativas y es utilizado sesiones con las personas que experimentan migrañas, lesiones deportivas y otros síndromes de dolor incluyendo problemas de espalda y en las articulaciones.


¿Cómo trabaja la terapia magnética?

De acuerdo con Healthline Networks, hay dos teorías que explican la terapia magnética. Una sostiene que los imanes producen una corriente eléctrica leve. Cuando los imanes se aplican a un área de dolor del cuerpo, los nervios en esa zona son estimulados, liberando así a los analgésicos naturales del cuerpo.

La teoría establece que cuando otros imanes se aplican a un área de dolor en el cuerpo, todas las células reaccionan a la zona de circulación de la sangre, intercambio iónico, y al flujo de oxigeno.

La segunda teoría sostiene que los campos magnéticos se atraen y se repelen las particulas cargadas en el torrente sanguíneo, aumentando el flujo sanguíneo y producir calor. El aumento de oxigeno en los tejidos y sangre es el pensamiento de hacer una diferencia considerable en la velocidad de curación.

Connect With Us